miércoles, 20 de junio de 2012

SANTA ANNA,¿PATRIOTA O VILLANO?

https://images-blogger-opensocial.googleusercontent.com/gadgets/proxy?url=http%3A%2F%2F3.bp.blogspot.com%2F-rHGkSCHHS4k%2FT-IbYSpIh5I%2FAAAAAAAAAiw%2FgIsO2NsoC3w%2Fs320%2Fsanta%2Banna.jpg&container=blogger&gadget=a&rewriteMime=image%2F*
El gran error del general Antonio López de Santa Anna, fue no haberse muerto joven en alguno de los tantos combates en los que enfrento a los insurgentes, a los españoles, a los americanos,  a los franceses o bien, frente a los liberales. Simplemente el destino le hizo una muy mala jugada, pudo haber sido el gran héroe, no solamente de la patria, sino del continente americano y se convirtió, para su desgracia y la de este país, en el peor de los traidores, ¡el mexicano más traidor y el traidor más mexicano!.

Antonio López de Santa Anna no vendió la mitad del territorio mexicano. ¡Esa es una mentira¡. 
La mitad del territorio fue despojada en una guerra injusta a cambio de la indemnización de quince millones de pesos.
Cuando digo que el territorio nacional fue despojado, debe entenderse por despojo como sinónimo de robo, arrebato, “venta forzosa”, el territorio nacional por lo tanto, fue arrancado por los invasores de 1847 de manera forzosa.

Los tratados de Guadalupe Hidalgo (también llamados de amistad, paz y límites entre la república mexicana y los estados unidos) fueron firmados por el licenciado don Manuel de la Peña y Peña en el año de 1848.  Cabe señalar que don Antonio López de Santa Anna, no era presidente cuando esto ocurrió y tampoco tenía mando militar cuando se celebro el vergonzoso tratado.

El generalísimo nunca reconoció a ningún delegado, embajador, ministro, con el que se haya sentado a negociar la paz. ¡Es cierto que días antes de la ocupación de Chapultepec, en el entonces pueblo de Azcapotzalco, se llevaron pláticas de paz, pero fueron interrumpidas, tan pronto se tuvo noticia de que el embajador de los Estados Unidos - Trist - además de los territorios de California, Nuevo México y Texas, exigía también, para la firma de la paz y el cese de hostilidades, los territorios de Sonora, la Península de Baja California y el istmo de Tehuantepec.  Al no haberse aceptado esas condiciones, tuvo como consecuencia la posterior ocupación del Molino del Rey, Chapultepec y Ciudad de México.

Santa Anna, es cierto, únicamente vendió en 1853 los territorios de la Mesilla y eso porque no le quedaba de otra. ¡O los vendía a la “buena” o perdía ese y otros territorios más, a la “mala”¡ así que prefirió venderlos en términos “amistosos”. Por supuesto que se trata de una decisión que si bien pudo haber sido cuestionada, fue lo más inteligente.  ¡Figúrense nada más¡. Por Texas, hasta antes de 1845, los americanos ofrecían diez millones  a cambio de no entablar guerra alguna y sin embargo, estallo la guerra, trayendo como consecuencia, no solamente la pérdida de Texas, sino también de Nuevo México y la alta California. No quisiera pensar ¿qué hubiera ocurrido, si Santa Anna no vende la mesilla?, ¿qué otros territorios hubiéramos perdido?

Decir que López de Santa Anna era un agente de bienes raíces es un error. No se tenía un concepto de “Territorio Soberano”, como hoy en día se tiene. Era muy común en esa época, hacer negociaciones sobre el territorio mexicano, sin que eso significara ser traidor a la patria o perder la soberanía.

Por ejemplo, en el tratado de Mac Lane Ocampo, México cede el libre tránsito por perpetuidad a los Estados Unidos por el istmo de Tehuantepec.  Dicho tratado, solo fue una “jugada política” del gobierno liberal de Juarez, que le ha valido la crítica y hasta el calificativo de “traidor” a Juarez. Siendo que dicho tratado, de haberse llevado a cabo, jurídicamente requería de la autorización del congreso y ¡oh sorpresa¡ en ese entonces, no había congreso, por la guerra civil que existía entre conservadores y liberales, por lo tanto ese tratado, jamás se iba a llevar a cabo.

Pero aun así, suponiendo, sin conceder, que ese tratado se llevara a cabo, no debemos perder de vista que en aquel entonces, el “mundo era más grande” y la sociedad “más pequeña”, México era un país de ocho millones de habitantes y no estaba tan comunicado como ahora. Si el istmo de Tehuantepec iba a permitir el libre tránsito, realmente lo que los liberales pretendieron, fue aprovechar las condiciones geográficas de la región, para liberar económicamente al país y adelantarnos a lo que hoy es Panamá.

Otro ejemplo y muy poco conocido, fue el tratado internacional mediante el cual en el año de 1893, Porfirio Díaz, reconoce la existencia de Belice para los británicos. Es decir, hasta antes de ese año, Belice era parte de Yucatán y era muy frecuente que en esa región, hubiera siempre revueltas separatistas, inclusive le debemos al generalísimo Santa Anna, haber recuperado ese territorio que alguna vez se proclamara “independiente” y todo para que años después, el general Porfirio Díaz cediera Belice a la corona británica …. y a poco por ese hecho, le dicen traidor a Porfirio Díaz. ¡Ni quien sepa hoy en día cómo México perdió Belice¡.

Además en aquel entonces, el territorio de una nación, era parte del botín de guerra. Así ocurrió en Europa, una vez que fue derrotado Napoleón Bonaparte, e inclusive en Sudamérica, donde la república de Bolivia pierde también su territorio por una guerra que se da entre varios países sudamericanos. Así que era lógico que en esa injusta guerra, en la que salieron victoriosos, los Estados Unidos  se apoderaran del cuantioso botín.

Antonio López de Santa Anna nunca reconoció la independencia de Texas. En efecto, se dice que en 1836, Santa Anna por el miedo a perder su vida, tuvo que firmar los tratados de Velasco con los cuales el entonces benemérito de la patria, -López de Santa Anna- reconoció la independencia de Texas.
Verdad distorsionada. Aunque haya firmado esos tratados, Santa Anna, no era presidente y dichos “tratados” nunca fueron ratificados ni por el presidente que despachaba en palacio nacional en aquel entonces, don Miguel Barragán, ni menos aún, por el congreso mexicano, conforme a lo dispuesto a las bases orgánicas de 1836, ley fundamental que regía la soberanía del país. Así que lo que haya firmado el general Santa Anna, no tenía validez alguna.
Pero aun suponiendo que esos tratados “fueran validos”, que validez podría darse a dicho acto, cuando  quien los firma, se encuentra privado de su libertad, tratado como prisionero de guerra y no como un jefe de estado. Es obvio que lo que haya firmado Santa Anna, no tiene, ni jurídica, ni moralmente, valor alguno.

Antonio López de Santa Anna no fue un cobarde. . Existe evidencia documental inclusive en los partes de guerra de los americanos, que reconocen actos de heroísmo del general Santa Anna en el campo de batalla. Por lo tanto, no resulta creíble la historia de un militar cobarde y menos aún, el de un hombre, con una personalidad megalómana e histriónica, como lo fue este señor, ansioso y ambicioso de ser recordado en la historia, como el “Napoleón de Hispanoamérica”, haya sido el cobarde que algunos historiadores reprochan.

Santa Anna pactó con los americanos para perder la guerra contra éstos y con ello ceder el territorio mexicano. ¡Falso¡. Se dice que Santa Anna pacto en cuba con un emisario del presidente de los Estados Unidos, James Polk, para acordar su regreso a México y ocupar la presidencia, a fin de “simular” una guerra y posteriormente, aceptar la cesión de los territorios del norte de México (actualmente el sur de los Estados Unidos). ¡Dicha teoría es fantasiosa¡ aunque a pesar de que dicen que es cierto, porque “misteriosamente” burlo el bloqueo americano de Veracruz para llegar a México, pierden de vista que santa Anna pudo haber entrado a México por cualquier otra frontera. Por Yucatán, Campeche, o inclusive, en cualquier costa de Veracruz. No necesariamente el puerto de Veracruz.

Si lo hizo por Veracruz  fue por su megalomanía, no podía darse el lujo de regresar a su patria entrando por la “puerta chica”.
Santa Anna cuando pisa el suelo mexicano, comisiona a su secretario de relaciones exteriores, desconozca cualquier acuerdo antes celebrado, que ponga en duda su honorabilidad, su patriotismo y la integridad del territorio mexicano.

A decir verdad y en mi opinión particular, Santa Anna “traicionó” a los Americanos, pudo haberles prometido una cosa, pero cuando llego a México, hizo otra cosa. ¿Que se podía esperar de este personaje?,  No olviden que el generalísimo como decía una cosa, decía otra. Un día amanecía liberal y al día siguiente conservador, en otro día era simpatizante del federalismo y después del centralismo, luego del federalismo y finalmente de la dictadura… ¡inclusive hasta llego a ser juarista¡

¿Santa Anna es un traidor?.. En mi opinión personal, creo que Santa Anna, pese a todo, fue un buen patriota. Su megalomanía, su vanidad y soberbia, era mucho más grande que su patriotismo, o quizás, ese era el motor a su propio patriotismo. Santa Anna escribió sus memorias y nunca reconoció, ni acepto, ni pidió perdón, por “haber traicionado a México”. Por el contrario, jamás acepto el perdón y la amnistía que le concedió Juarez.

Santa Anna, solo era un personaje político de los tantos que existen en la época actual. Un personaje que cambiaba de camiseta política e ideológica a su conveniencia, como los políticos que hoy tenemos, que cambian de partido político o inclusive, hacen alianzas con estos, para ganar elecciones y ocupar puestos en el poder.

Santa Anna es un personaje que quiso comprar la gloria. Que por su terquedad, su “histrionismo”, su egolatría y megalomanía, llevo a México a una guerra en la cual, jamás traiciono a México, sino al revés, fue México quien traicionó a Santa Anna. Fueron los soldados desertores, la pobreza que siempre ha imperado en el país, la iglesia católica que no coopero cuando se le pidió el apoyo, fueron los otros generales que vieron por sus intereses personales, los bandidos de puebla que trabajaron al servicio del ejército americano, fue la apatía, la duda de la lealtad de Santa Anna, la politización, fueron varios los factores que provocaron esta derrota.
Fue una época en la que todos los actores políticos del país no pudieron conciliar  sus rencillas políticas en el peor momento de la historia del país, en la que en lugar de haber mostrado unidad y patriotismo inteligente, lo único que hicieron fue sumarse al caos, a la anarquía, a la traición.


16 comentarios:

  1. INTERESANTE CHUCHIN, ALGO DE LA HISTORIA QUE YO DESCONOCIA, PERO COMO TU BIEN DICES LA GENTE SE FIJA MAS EN LAS COSAS DE LA VIDA DIARIA DE LO QUE DICE UNO DEL OTRO , NO CREES ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES CORRECTO, TENDRÉ QUE ESCRIBIR MAS SOBRE TEMAS LOCALES. SALUDOS Y GRACIAS.

      Eliminar
    2. BUEN ANALISIS YO SIEMPRE HE CREIDO QUE FUEN UN PATRIOTA DEJO EL HIMNO NACIONAL Y FUE EL UNICO MANDATARIO QUE HA PELEADO CONTRA TANTOS EXTRANJEROS Y PERDIO UNA EXTREMIDAD YA QUISIERA VER ALGUNO DE LOS PATRIOTAS ACTUALES MANCHARSE LA CAMISA CONTRA ALGUNA INVASION O EN ALGUNA GUERRA

      Eliminar
    3. UN BUEN ANÁLISIS!! UN GRAN MANDATARIO, MILITAR Y MEXICANO!! Y LOS POLÍTICOS DE ESTOS TIEMPOS NO TIENE NI LA MAS MÍNIMA IDEA DE LO QUE ES UN PATRIOTA, BUENO PEOR AUN NI SIQUIERA SON POLÍTICOS, RECUERDA QUE SE HACEN LLAMAR DELINCUENTES DE CUELLO BLANCO, NO SABEN GOBERNAR PERO SI SABEN ROBAR MUESTRA DE ELLO SON LOS IMPUESTOS QUE INVENTAN Y NO JUSTIFICAN...

      Eliminar
  2. Chuchin: es muy interesante este tema que abordas,desconocia esta parte de la historia, sobre todo me agrada,la forma en que lo narras, ojala que existan muchas personas como tu, que se preocupen en escribir,esta parte de la historia tan desconocida por los que amamos este pais,existe una maxima,que dice asi""QUIEN NO CONOCE SU PASADO NO CONOCERA SU FUTURO" !!Felicidades!!!! Atte.Juan Antonio Salias Sierra

    ResponderEliminar
  3. amigo, me puedes dar tu blibliografia?? es interesante pero donde corroboro la historia??

    ResponderEliminar
  4. El seductor de la patria; Historia universal; México desconocido; Historia de México; Diccionario enciclopédico de México; Y disculpa el retraso, no habia leido tu pregunta. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. que barbaro me has dejado con la boca abierta chuchin me has dado una soyenca clase de historia,te pido que escribas mas seguido y nos ilumines con tus conocimientos.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante, aunque con algunos errores de escritura y de ortografía.

    ResponderEliminar
  7. Que triste saber que México, perdió la mitad de su territorio, esos desdichados norteamericanos siempre han sido así,, a pero que nadie se meta con ellos, pero ellos si pueden violar los intereses de otros países.

    ResponderEliminar
  8. He estado leyendo sobre el tema, y veo con mucho asombro que en la escuela me enseñaron que Santa Anna era un Traidor, pero ahora veo que la traición de Santa Anna parece mas un mito que una verdad, pero hay todo tipo de autores, Catón lo defiende, y Martín Moreno asegura que la traición existió. ¿Cómo saber la verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en la escuela no enseñan que es un traidor si no un incompetente mas cuando investigas tantito mas alla de lo que el libro de texto nos ofrece nos damos cuenta del dilema traidor o héroe mas si tuvo muchas desventajas que son la misma de hoy ignorancia del pueblo e iglesia puesto el ejercito mexicano era superior al estadounidense 7 veces pero se encontraba
      dividido

      Eliminar
  9. Asi es Realmente Santa Anna no fue un traidor como nos enseñan en la escuela, fue un protagonista de la historia con bastantes meritos, pero las circunstancias de la epoca lo llevaron por el camino que el mismo estado social de un Mexico en conflicto y revueltas, como hasta ahora sigue, lo obligaron, Texas estaba ya en ese tiempo colonizado por habitantes Anglosajones nacionalizados Mexicanos que se sentian mas identificados con sus paisanos del Norte que con los Criollos o mestizos de la naciente republica Mexicana, asi que intentaron a toda costa independizarse como republica, cosa que lograron de 1836 a 1845 hasta la anexion de Texas a los EEUU, Santa Anna siempre desconoció la independencia te Texas. Hasta que en 1846 tuvo que reconocer la anexión de Texas a los EEUU y los demas territorios ya que estaban practicamente perdidos desde 1835 debido a la lejania, conflictos internos y al deseo de los mismos habitantes de esos lugares que se consideraban Estadounidenses

    ResponderEliminar
  10. wow eres una de las personas que publican la verdad somos engañados por los libros de texto y pocas personas dicen la realidad

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tus comentarios, corregiré las faltas de ortografía. Saludos

    ResponderEliminar