viernes, 26 de abril de 2013

COLUMNA INVITADA:SIEMPRE HAY OTROS: BÉISBOL, ESTOCADA A LA NOBLE AFICIÓN

SIEMPRE HAY OTROS: BÉISBOL, ESTOCADA A LA NOBLE AFICIÓN
POr MARIANO ESPINOZA RAFFULPDF
ImprimirE-Mail
  

Por segunda ocasión en menos de una semana el tema es un deporte, derivado este último de los acontecimientos del pasado domingo en la Isla de Carmen, protagonizados por algunos jugadores de los Piratas de Campeche y “aficionados” al denominado rey de los deportes.

Estuvimos a punto de estar presentes en esta doble cartelera, pero nuestro retorno ya programado a la Ciudad de México lo impidió, aún así no perdimos detalle desde los primeros momentos de los hechos condenables, que fueron transmitidos en los noticiarios en cadena nacional.
Las imágenes dicen más que las palabras. Los dictámenes y hasta la injusta sanción al equipo local los Delfines de Carmen, quienes por cierto tienen a la mejor y mayor afición de la actual temporada de la Liga Mexicana de Béisbol; en su primera incursión el año pasado fueron cuarto lugar promedio final.
En el juego inaugural de la Liga hicimos presencia. Desde la Liga Peninsular, que íbamos a los juegos en los años setentas en la Isla, nos creó un gusto muy especial con los Camaroneros de Carmen de esos ayeres, pues convivíamos, con los jugadores que se rifaban el físico en cada jugada espectacular para deleite de la afición carmelita.
Nos viene a la memoria ese primer juego de la actual temporada, donde fuimos testigos de la invasión del campo de juego por un solitario seudo-aficionado en la séptima entrada, desde el jardín derecho, pasando por el central, hasta abandonar el campo por el jardín izquierdo, sin que nadie hiciera nada, ni el sonido local; el juego continuó como si nada.
En la Unión Americana si hay una invasión al campo de juego, de objeto o persona alguna, el juego se suspende, o en el segundo de los casos el personal de seguridad ingresa y hace la oportuna intervención y detención, cual jugador de americano en un tacleo destacable por cierto.
Al final del primer partido de esta temporada consignamos en nuestra aportación de los domingos para Crónica de Carmen, “ANACONDA”, la falta de vigilancia en los alrededores del estadio Resurgimiento, lo que dejó un saldo de 10 vehículos con vidrios laterales rotos por vándalos, robándoles los artículos que se encontraban al interior de estos.
Ahora la situación es distinta y preocupante, porque Carmen, no solo la isla, sino todo el Municipio son gente cálida, y no es que yo sea originario de ahí, y crean que pueda defenderla; lo haré siempre, pero con una crítica constructiva, propositiva sobre todo; soy apasionado en los temas, pero realista, cuando hay razón que le asista, adelante.
En este caso en lo particular, paisanos se han expresado vía telefónica sobre el origen de los acontecimientos, y desde luego los motivos que provocaron estas agresiones.
No todo está de un solo lado, pero hay que tener un panorama más amplio para saber qué pasará en la próxima batalla de juego en serie entre estos dos equipos profesionales por cierto, no amateurs.
Las multas de la Liga Mexicana de beisbol son como las llamadas a misa, se pagan y hasta ahí, pero esa es una ilusión óptica. La afición está dolida, porque unos veteranos jugadores de basquetbol que estaban en el trayecto entre la bajada del camión y la entrada al estadio, les gritaron a los jugadores: “maletas”, “les vamos a ganar”, entre otras linduras desde luego, y los últimos ayudante, masajista o vaya usted a saber quien, se encendió cual escena ardiente de telenovela, ardiente a más no poder, reaccionando aventando una pelota a uno de los gritones, entonados un poco, por cierto.
Lo que llama la atención es, en primer lugar, la reacción de los jugadores profesionales, porque regresaron a sumarse a la agresión; este es el asunto que hay que consignar, delicado a todas luces.
Para nadie es un secreto que en Carmen somos carmelitas y en San Francisco de Campeche, campechanos, una división imaginaria, pero real en todos los ámbitos de competencia, aunque en el beisbol los extranjeros predominan, con jugosos sueldos por cierto, negando las oportunidades al talento del Estado de Campeche.
No estamos de un solo lado, pero nos preocupa sobremanera el boletín de la Liga Mexicana, que salomónicamente multa a los dos equipos y les entra más dinero a sus ricas arcas, sin mediar razón para esa discutible decisión, con la cual no estamos de acuerdo.
Preocupante se ha vuelto que jugadores profesionales de todos los deportes hagan de las suyas, de futbol, en juergas en plena concentración de la selección mexicana, en el box, la famosa mordida de Mike Tyson, y la más reciente del uruguayo futbolista del Chelsea mordiendo un brazo a un jugador del equipo contrario, lo cual le acarreó ya una suspensión decretada el miércoles pasado de diez juegos.
Con los 100 mil pesos de multa al equipo local Delfines de Carmen y 50 mil al de Piratas de Campeche no resuelve el fondo del problema, que es la nula seguridad que tiene el estadio Resurgimiento en los juegos del equipo local, porque solo se requerían elementos de la Municipal para agilizar el tránsito a la llegada y salida del estadio.
Ahora resulta que la noble afición carmelita tendrá que ser vigilada por guardianes del orden, cuando lo que menos se da es desorden, y por un hecho aislado el propietario de la franquicia tendrá que hacer, o un convenio con el Ayuntamiento de Carmen para enviar elementos de policía, descuidando la vigilancia en la ciudad, o contratar a una empresa privada para hacer los trabajos de vigilancia, pero no sabemos hasta donde llegaría su responsabilidad.
La Liga Mexicana de Béisbol está en pañales, como todo lo que rodea al deporte mexicano, donde se cuelgan las medallas quienes no apoyan y menos las ganan, y cuando pasa un hecho como este lamentable, las multas son las supuestas soluciones.
Nuestros orígenes son de gente de bien, con una importante mezcla de otras latitudes, nacionales y extranjeras, que no han menguado ese origen; al contrario, los carmelitas tenemos hoy más que nunca identidad, prueba de ello es la respuesta al equipo de futbol y de beisbol profesionales por una afición que responde a las convocatorias, pero que este día le han dado la primera estocada con el primero de la tarde.
Comentarios y sugerencias esmar1010@hotmail.com rafful1010@gmail.com
Mariano espinosa rafful

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada