miércoles, 12 de diciembre de 2012

EL PACTO PARTIDISTA Y LA NACION




En ninguna sociedad se puede ni debe, aspirar a la unanimidad de credo, sea este religioso político, cultural o social toda vez que es precisamente en la pluralidad de ideas, de donde han surgido las evoluciones generadas por la mente humana (revolución industrial, francesa, alternancia democrática, etc.etc.) es por  ello que todo pueblo deben de existir voces discordantes, distintos puntos de vista, oposición, pluralidad en todos los aspectos. El anterior preámbulo tiene que ver con la cada día mas álgida polarización que se está dando en el ámbito político y partidista en nuestro país cuya consecuencia la estamos viviendo a diario lo que genera una sociedad dividida, menos productiva, beligerante e intolerante a las opiniones que no son coincidentes con la nuestra. México  necesita, hoy más que nunca de la unidad de todos sus ciudadanos pero, teniendo y tolerando a aquellos que no comulgan con equis o determinado partido e incluso, con el mismo gobierno que recién inicia, el cual, por cierto, obtuvo en la pasada elección, según datos oficiales, apenas un poco más de una tercera parte de la aprobación de la población que emitió su sufragio. 
Los hechos vividos en el Distrito Federal y en varias ciudades de la Republica el pasado primero de diciembre durante la toma de posesión del nuevo titular del Ejecutivo Federal son reprobables por muchas razones: la confrontación entre civiles y elementos policiacos con un número indeterminado de heridos y, se asegura, varios muertos; la represión y agresión intolerante de ambos grupos causó notas principales en los principales medios de comunicación de todo el mundo lo que le da al país una imagen que bastante daño le hace y fortalece el perfil de un estado violento, inseguro y represivo; el impacto que pueda tener en potenciales inversionistas, en la industria sin chimeneas, turismo y en general, a la economía y a la estabilidad social que tanto anhelan millones de mexicanos que a diario, desde su trinchera, intentan legar una nación mejor para sus hijos. 
La firma del acuerdo político entre los 3 principales partidos políticos representados en el congreso de la unión debe de servir para que las reformas constitucionales que el Presidente de la Republica Enrique Peña Nieto propuso durante su campaña proselitista y en su primer discurso como titular del ejecutivo federal, le permita, ya sin excusas, lograr cumplir con sus compromisos con la nación y los mexicanos para tener un país más digno, prospero. Que recuperen sus ciudadanos la tranquilidad y esta se vea reflejada en lo principal, la economía familiar de más de 20 millones que viven en la extrema pobreza. 
Los liderazgos opositores al sistema también son necesarios apegándose en todo momento a sus garantías individuales consagradas en la constitución. No es con vituperios y descalificaciones que insultan el sentido común como se va a lograr restar adeptos a quienes opinan distinto, sus razones tendrán y son respetables aunque no les gusten a sus opositores. Siempre será necesario quien opine distinto y flaco favor le hacen al nuevo gobierno los corifeos de los medios de la comunicación, sus personeros y demás fauna de acompañamiento, tratar de apagar fuego con gasolina. 
La historia sirve para no cometer los mismos errores y si el dialogo, la comunicación y los puentes de entendimiento no se dan, se corre el riesgo de arrinconarlos y con ello, que sirgan manifestaciones que ya vivimos en los años 60, 70 y 80 con su compañera siempre fiel: la represión gubernamental. 
Es tiempo nuevo y hayamos simpatizado o votado por el nuevo presidente de la república, es tiempo de darle vuelta a la hoja, sin que con ello se deje de seguir  haciendo  critica  constructiva, señalamientos  ante los abusos del poder y, él activismo constructivo y pacífico de los 2 o 3 que hoy por hoy, guste o no, son los únicos líderes naturales con los que cuenta el país. Cada quien, desde su trinchera, trabajemos para tener un México  mas prospero, seguro y con un futuro promisorio para las futuras generaciones. Hoy es un buen día para iniciar al cambio de mentalidad y actitud que requiere la nación. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada