viernes, 19 de junio de 2015

ELECCIONES EN CAMPECHE, LOS POR QUË ?

Hay una frase del inmortal Poeta, Jaime Sabines, que lleva el mismo título: “no lo sé de cierto, lo supongo”. La utilizo con frecuencia; el columnismo es subjetivo como casi todos los géneros del periodismo. Uno escribe como percibe los acontecimientos, más en ello influyen los intereses propios, el percibir solo un  cuarto menguante de la realidad de los hechos, las filias y un sinfín de situaciones que nos impiden saber de cierto lo que sucedió en determinado acontecimiento y lo único que queda es suponer, es decir, la subjetividad. Es más, ni los mismos actores protagónicos de los hechos, tienen la historia completa. Ellos también suponen, ellos tampoco lo saben de cierto que pasó en realidad y en política, es una regla sin excepción.

La elección en el Estado de Campeche en donde hubo votación para la renovación de la Gubernatura; Dos Diputaciones Federales; El congreso del Estado y todos los Municipios tuvo como resultados, datos sin precedentes; El partido en el poder, el tricolor, el mismo que en la elección  del  2012,  tuvo “carro completo”, sufrió la más estrepitosa derrota en toda su historia contemporánea. Salvo la Gubernatura, que la gano con un amplio margen, perdió, hasta hoy,  6 Alcaldías, incluyendo la joya de la corona, el Municipio del Carmen y 4 más; Once diputaciones locales y el más alto abstencionismo de los últimos años de elección.  Casi el Armagedón.

Litros de tinta se han usado para buscarle la cuadratura al círculo; Columnistas, de los de veras y de los que tienen datos que solo se comentan en cuartos obscuros, con voz baja y quizás, en la mano, alguna copa de licor caro, ya han vertido sus opiniones, conjeturas e infidencias de políticos resentidos, por lo que este modesto libre pensador no aportaría nada nuevo o positivo la especulación de café, a atizar más el fuego, a hacer que duela más la herida de los que jugaron bien y con ilusión y fueron presa de la traición pero también de la soberbia de saberse el ganador cuando los dados estaban cargados por la ciudadanía, por las traiciones, deslealtades y también por lo fatuo de las actitudes de los candidatos perdedores y sobre todo, por la “ corte de Reyes y Reinas “ que soberbios y petulantes, ya tiraban voladores, desdeñaban señales rojas y se sentían con la verdad absoluta. El poder económico es para que lo utilice el poder político y de ahí, surgirán complicidades,  nada más. El tener dinero no significa experiencia ni “colmillo” y los resultados están a la vista.
 
Buscar culpables? Para qué? Ellos lo saben. Acusar traiciones? Algún sentido tiene? Ninguno. Los resultados ya están y con su pan hay que comerlos, lo significativo es que la Gubernatura la retuvo un joven Campechano con una  visión e inteligencia como pocos. Que se preparó para ello, trabajó incansablemente pero lo más importante, no se confío y armó su propio cuadro de personas leales y trabajadoras, sin importarles su estatus social, esa persona se llama Alejandro Moreno Cárdenas y será al que saque a Campeche del marasmo en que se encuentra y trabaje incansablemente y lo catapulte al desarrollo que tanto merece.

Por último, en lo que respecta al municipio de Carmen: No gano el PAN, perdió el PRI. Usted ya sabe el por qué. Tienen nombres y apellidos.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada