viernes, 15 de abril de 2016

TROLES, MODERNOS PANFLETEROS

El vertiginoso impacto que las redes sociales está teniendo en nuestra sociedad, sin importar nivel académico o social, ha traído como consecuencia que todo aquel que tenga una computadora pueda verter, con nombre y apellidos, o cobardemente a través del anonimato bajo seudónimos, cualquier clase de opinión según sea su punto de vista o su interés, lamentablemente, este último es el que más prolifera dando rienda suelta a cualquier vituperio, ofensa o tergiversación de la realidad generando confusión en quienes hacen uso de las mismas.
La política es utilizada con mayor frecuencia para estos menesteres y ya sea a favor o en contra, desde altos jerarcas hasta líderes de colonias que con sus errores ortográficos o gramaticales, dan muestra de su nivel cultural. Lo anterior aplica para todos los partidos, hasta para los chismosos de cafés cucaracheros, son los modernos panfleteros por llamarles de alguna forma.
La tecnología, que avanza aceleradamente, también sirve como herramienta para que se reproduzcan los comentarios a favor o en contra de determinada acción de gobierno,  de algún político o hecho que cause relevancia en nuestro entorno. Desde hace algunos años existen Software que sirven, según la cantidad, la capacidad y el costo, para reproducir cuentas falsas llamadas en el argot cibernético como “trolles” o “ avatars” que no son otra cosa más que cuentas falsas que se utilizan con el cobarde escudo del anonimato, para manifestar toda clase de injurias y con ello, buscan desviar la atención del hecho real y pretender la deshonra del o de los implicados. Como ejemplo le podemos señalar que se pueden reproducir desde mil cuentas falsas con nombres y comentarios distintos -sean a favor o en contra- hasta lo que su bolsillo le permita, por aquello del costo del equipo tecnológico.
En Carmen, Campeche, es Vox Populi que en céntrico edificio de la ciudad denominado Rifer y en domicilios diseminados, se tenían o se tienen, contratados para tal fin a los calumniadores o aduladores según sea el objetivo. Se señala que uno de los precursores de tal práctica es quien hoy ocupa la Presidencia Municipal, Pablo Gutiérrez Lazarus, quien desde hace unos años utilizaba el seudónimo de “Juan Pueblo Carmelita“ y bajo ese anonimato, le daba rienda suelta a sus puntos de vista, frustraciones -sean estas hormonales o neurológicas- y a toda clase de comentarios que, como se dijo anteriormente, con su nombre no tendría el valor de hacer.

También es del conocimiento de gran parte de la comunidad que existen en la actual administración municipal, no menos de veinte personas que están dedicadas a manejar éste tipo de cuentas con la finalidad de defender al primer Edil y vanagloriar sus acciones  de “gobierno” tales como barrer calles, pintar aceras y demás menesteres de  “vital importancia ante la grave crisis que se está resintiendo en nuestro Municipio en todos los aspectos, principalmente, la creciente ola delictiva y de inseguridad para las familias que residen en la Isla. Cada quien sus prioridades, o confusiones, si son presidentes de un municipio o de una sociedad de alumnos preparatoriana.

Un lamentable incidente que ocurrió hace unos días en uno de los once Campeche, en el que perdiera la vida un joven estudiante, que por cierto, los autores materiales ya fueron detenidos, sirvió para que los detractores del Gobernador del Estado, Alejandro Moreno Cárdenas, sacaran a relucir sus frustraciones y no obstante que el titular del Ejecutivo Estatal, como primer preocupado de la seguridad de la Entidad y en un acto de hombría, acudió a brindarles toda clase de apoyo a los familiares del joven Campechano asesinado y giró las instrucciones pertinentes para esclarecer el caso y dar con los presuntos responsables.
Lo anterior, sus enemigos políticos, esos que aún tienen abierta la herida de no haber llegado a la más importante posición política del Estado, y aquellos que en el sexenio pasado cometieron toda clase de fechoría y no fueron incluidos en el actual gabinete, echaron a andar sus maquinarias tecnológicas y trataron, con sus troles, de hacer responsable de la inseguridad a quien día a día, trabaja incansablemente para darle solución al problema de la inseguridad y tantos otros que no son sino consecuencia de incapaces y rapaces ex funcionarios que actuaron con irresponsabilidad, algunos, cual delincuentes, otros, y ante este penoso hecho, apocadamente, le ven tres pies al gato.
La sociedad Campechana sabe y conoce del trabajo de Alejandro Moreno Cárdenas pero también de donde surgen los viles ataques. El Sr. Gobernador, con trabajo, dando resultados y no haciendo caso de ladridos de perros de rancho, sigue en lo suyo que es hacer lo que nunca se ha hecho, trabajar, para lograr lo que tanto merece nuestro Estado de Campeche. Hasta la próxima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada