sábado, 12 de marzo de 2016

EL GANDALLA, JUAN MENDOZA

En política la línea divisoria de lo público y lo privado puede resultar invisible en la mayoría de los casos y quien se mete a ella, debe estar consciente de qué va a ocurrir; y con la llegada de las redes sociales, ya no tiene límite, ni visibilidad. Lo anterior por el penoso suceso ocurrido el día de ayer, cuando el presidente municipal de facto, Juan Mendoza Vior, quien desde siempre ha ignorado que para dirimir malos entendidos no hay nada mejor que la comunicación y el dialogo, digo, por eso la especie humana se distingue de las demás, porque tiene la capacidad de raciocinio, cosa que en Mendoza Vior no se da y cual animal irracional, descontó a su compañero del partido blanquiazul, Pedro Enrique Hou Dzul , lo pateó hecho un energúmeno y señalan medios de comunicación, que hasta amenazó con matarlo, no creo que lo haga, es un cobarde trepado a un ladrillo.

No es la primera ocasión que Juan “Chechen” Mendoza actúa de esta vil forma, desde joven, desde antes del bisoñé, siempre ha sido su divisa dirimir las situaciones en las que no tiene la razón, por medio de los golpes, casos, son del dominio público pero por respeto a las personas que han sido agredidas física y mentalmente por este energúmeno, omito sus nombres. 
Sin ninguna experiencia en política y con un carácter visceral que raya en lo homínido, él manda al mismo presidente municipal (con minúsculas), gira órdenes a todos los funcionarios de la actual fallida administración y aprovechándose de su influencia, hace gala de sus dotes de galán de las cinco décadas y seduce, según la vox populi, a secretarias reciclables.

En otra ocasión hemos dado información que padece de un mal que solo se resuelve con ayuda profesional Psiquiátrica aunado a ciertas injerencias en su cuerpo que lo hacen actuar como ayer, como siempre. Allá él y su miedo patológico al envejecimiento pero, bueno, ese es su problema. Lo que nos afecta a los habitantes del Municipio del Carmen es que Mendoza Vior ha superado con creces y en menor tiempo a aquellos que fungieron como el poder tras el trono, por ejemplo, los dos últimos, Billy Lliteras y Carlos Aranda, quienes viven en lujosas mansiones en Mérida Yucatán, gozando de lo que las arcas municipales les permitieron ingresar a su peculio. Carmen, pueblo sin memoria.

Este domingo 13 de marzo se llevarán elecciones para elegir al próximo Presidente Municipal del Comité Directivo del Partido Acción Nacional. Son dos contendientes, Hermilo Arcos May y Sebastián Calderón Centeno, este último, desde mi modesta óptica, ya pasó su temporada de pánfilo ganso de la política rupestre local y podría hacer un buen papel como directivo del Instituto Nacional para adultos mayores (INAPAM).  Será una lucha encarnizada y no duden que el candidato con los dados cargados,  Shebo, tendrá más pinole y todo el apoyo de la administración municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada