lunes, 9 de mayo de 2016

CARTA A FEDERICO GUTIERREZ OCAMPO

CARTA A FEDERICO GUTIERREZ OCAMPO
Federico, la vía epistolar se me hace más cómoda para expresarte
mis afectos, mis sentimientos hacia ellos con el plus de que queda como testimonio imperecedero, modesto reconocimiento y hoy he querido escribir estas líneas sobre tu persona, alguien a quien además de amistad, te tengo sincera admiración y con quien coincido en mucho en torno a la perspectiva de la vida, de la sociedad, la política y tantos temas del tiempo en que nos tocó vivir en este mundo profano , tan lleno de contradicciones, simulaciones e incongruencias pero, que hemos vivido con intensidad, pasión y pavesas de felicidad.
Es necesario dar a conocer a través de este modesto escrito de tu formación académica, primero en el Tecnológico de Monterrey y posterior en tu Alma Mater de la que te sientes tan orgulloso por la calidad de Catedráticos que tuviste como Don Jesús Silva Herzog, el Icono de la izquierda mexicana, Ifigenia Martínez y el ilustre Leopoldo Solís, por citar a algunos. Y compañeros con los que compartiste el aula o los pasillos de la obra cumbre del maestro de América, Don Justo Sierra Méndez, la UNAM, donde participaste activamente  en el movimiento estudiantil del 68 – parteaguas de movimientos cívicos en nuestra Nación- sirviendo como vinculo en las relaciones con la prensa internacional del comité de huelga representativo de la entonces Escuela de Economía.
Tu trabajo en el servicio público como eficiente y eficaz colaborador de personajes de la talla de Don Jesús Reyes Heroles, Emilio Mujica Montoya y el General Jorge Carrillo Olea, sin omitir a los paisanos Fernando Rafful Miguel y David Razú Vera,  dos Carmelitas que sirvieron honestamente al país desde las trincheras que ocuparon y que hasta la fecha, siguen siendo ejemplo para las nuevas generaciones de que cuando se quiere, se puede llegar a la meta trazada.
Te tocó vivir una época del México contemporáneo romántica en todos los aspectos. Los políticos se dedicaban a hacer política y los empresarios a generar empleos y riquezas. Hoy, todo es tan distinto, ya estas dos actividades forman un binomio que en la mayoría de las ocasiones, podríamos llamarle diabólico, perverso y nefasto, mismo que tiene a la inmensa mayoría de los mexicanos, sumados en la extrema pobreza y al país, con una descomposición social que día a día se incrementa ante la apatía y el desinterés de igual forma, de la colectividad. Pobre México, pobre de nosotros, duele pero no queda otra que echar la pierna para adelante y no perder la utopía de una mejor nación, más equilibrada, más humana.
El destino te condujo a tu Isla querida y te tocó vivir la hecatombe de la industria pesquera y la llegada de los veneros del demonio, la llegada de Petróleos Mexicanos (PEMEX) a un lugar en donde no hubo la planeación , mano de obra , infraestructura ni conocimientos del tema y las consecuencias hoy en día las estamos padeciendo, con la esperanza que los recientes anuncios que hiciera el titular del Ejecutivo Federal , Enrique Peña Nieto hace unos días en la hermana Ciudad de Villahermosa , Tabasco, sirvan para reactivar la economía e iniciar su despetrolizacion.
Tuviste la mala fortuna de la liquidación de la planta empacadora de camarón e ingresaste en la mitad del trienio de José Jaber Rafful a la Coordinación de Economía, donde en la medida de lo que se te permitió y ante el escaso apoyo solicitado, sentaste las bases para que el siguiente primer Edil, Ricardo Ocampo Fernández, te ratificara en el cargo en su gestión administrativa (95-97) y ahi si tuviste la oportunidad de realizar y gestionar obras que pocos recuerdan en la actualidad como la creación y puesta en marcha de la Fiesta del Mar ; rescataste el edificio “ Victoriano Nieves “ y lo convertiste en el museo de la Ciudad ; gestionaste los recursos para la construcción del lienzo Charro “ Las Carmelitas “, (contando con el apoyo de amigos como Rafael Pou Vera , quien diseño y condujo la obra de forma gratuita) y detonaste con ello, el deporte nacional , la Charrería, que tantos adeptos tiene en la actualidad y han brillado a nivel regional y nacional. No puedo omitir que fuiste el principal gestor para conseguir la autorización de que el Aeropuerto de la Isla, tenga categoría de Internacional y con ello, la llegada de vuelos de otros países.  No omito señalar tu intervención  en la puesta en marcha de la primera planta procesadora de Ostión. Visionariamente aportaste honesta y honradamente tu granito de arena a la economía y a la sociedad que tanto valoras, la Carmelita. Pocos como tú.
Finalizo Federico, señalando mi inconformidad ante el talento desperdiciado. Como señale al principio, vivimos en una sociedad en la que el interés mezquino y material pesa más que el sentido de identidad en la tierra que generosamente les da el sustento. Personas como tú, que dicen la verdad de frente, que piensan y lo manifiestan ante la incomodidad de los simuladores, no encaja y ahí, me identifico contigo que, no obstante la diferencia generacional, coincidimos en muchos aspectos.
No desistas y sigue en la brega de la vida buscando ser productivo y conduciéndote con la decencia que es tu divisa. Este juego no termina hasta que cae el ultimo Out y recuerda el poema de Constantino Cavafis : Ítaca.  “Cuando te encuentres de camino a Ítaca , desea que sea largo el camino, lleno de aventuras, lleno de conocimientos. A los Lestrigones y a los Cíclopes, al enojado Poseidón no temas, tales en tu camino nunca encontrarás, si mantienes tu pensamiento elevado y selecta emoción tu espíritu tienta…” Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario