miércoles, 25 de mayo de 2016

RECTOR DE LA UNACAR, BASTA DE COBARDÍA

NO ES SUFICIENTE RECTOR, FALTA SU RENUNCIA
La separación temporal de su cargo de la Directora de la Facultad de Ciencias de la Salud, Alicia Beatriz Carballo Dzul y del Secretario Académico, Rodrigo Arguelles Cámara ponen de manifiesto que lo que pretenden los que mandan en la Universidad Autónoma del Carmen  (UNACAR), es “ahogar” el trágico suceso en donde perdiera la vida una joven en el inicio de su carrera Profesional y cargada de sueños y anhelos de superación. Lo conducente era presentarse al Ministerio público Usted y las dos personas separadas del cargo y rendir su declaración de los hechos para que la autoridad competente integre el expediente y determine si existen elementos para la presunción de un delito.
El sentido común nos señala que su verdadera intención es “ahogar” el hecho tal y como ya lo están haciendo en la mayoría de los Periódicos de circulación local y estatal y en los programas de radio, donde lejos de pedir una investigación, adulan hasta la ignominia su actuar. Ellos, también son cómplices y es vox populi que tienen “convenios “publicitarios que no es más que te pago para que no me pegues, calles mis errores y pontifiques mis supuestos acierto. Mercantilistas de la información que por 30 monedas (sentido figurado) venden su cognición y se convierten en encubridores de sucesos reprochables. Allá ellos y su conciencia aunque dudo que la tengan. El saco, a quien le quede. 
Rector José Antonio Ruz Hernández, usted no tiene vergüenza y le voy a dar mis motivos para asegurarlo : Además de su irregular relación con la prensa alquilada ( en el momento de que le deje de dar se irán en contra suya) toda vez que dichos convenios u supuestos apoyos bajo la mesa, son dineros que no le pertenecen sino al patrimonio de la  UNACAR y deberían ser utilizados en el Engrandecimiento de la misma, no de su Ego. Que falta de sensibilidad tiene de no dar la cara y  no haberse presentado al velorio de la joven fallecida cuando la humilde vivienda donde la velaron, está a escasos metros de su residencia. Miedo? Precaución? A qué? El que nada debe, nada teme.
También es del conocimiento público que los jóvenes estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud fueron amenazados con no hacer declaraciones ni manifestaciones de inconformidad ya que de hacerlo, serían expulsados y sus carreras truncadas. Que cobardía llegar al extremo de abusar de su posición de esta manera con medidas intimidatorias, en otros tiempos, ya estaría usted fuera de una silla que desde un principio dio muestras, le quedó demasiado grande.
El hecho de que se haya utilizado “separación temporal”  y no cese definitivo de las dos personas que tuvieron la responsabilidad del evento que se convirtió en tragedia, asoma la perversa pretensión de pensar reinstalarlas cuando las aguas se calmen y asunto olvidado. Pregunto, si hubiera sido su hija actuaria igual? Desde luego que no. También le pregunto, porque no ha dado la cara para que explique qué sucedió y qué medidas se van a tomar? Todo ha sido por boletines de prensa y spots radiofónicos. Su proceder no es prudencia sino cobardía, es usted un cobarde e inhumano sujeto y aunque trato de comprenderle sus minusvalías emocionales de su origen humilde, que no logra superar, si sé que padece del síndrome de HIBRYS (ahí le dejo de tarea su significado), de simple y mediocre mortal, se convirtió en Rector de nuestra máxima casa de estudio. Ya te sientes deidad.
Las autoridades de Protección Civil Municipal deben presentar una denuncia por la omisión de no haber solicitado su presencia en el suceso funesto y haber clausurado las instalaciones del Campus III para que el Ministerio Publico pueda realizar la indagatoria pertinente, no se borren evidencias de un presunto delito y se llegue a la conclusión de lo que aconteció. Dudo que lo hagan, al fin y al cabo, la fallecida era una jovencita de condición económica humilde cuyo unico pecado fue tratar de superarse y Ruz Hernández es el aún rector de la UNACAR.
Por último, son los estudiantes y los padres de familia quienes tienen la palabra ante la disyuntiva de callar por miedo a represalias o manifestarse para exigir justicia, hoy fue la hija de otros, mañana puede ser la nuestra. Salgan del letargo, una vida humana bien vale demostrar solidaridad ante los deudos, inconformidad ante la conducción que se está haciendo del presunto Homicidio Culposo y la apatía del personal administrativo y docente. RENUNCIE RECTOR!!!
P. D. Reitero que Eduardo del Carmen Reyes Sánchez y Nicolás Novelo Noble, ex Rectores de la UNACAR, deben de devolver los cientos de miles de pesos que han recibido de una irregular pensión vitalicia  y que se investigue el número de cédulas profesionales de los miembros del Patronato Universitario en virtud de que más de uno se ostenta como profesionista sin que haya cursado una carrera universitaria. Seguiremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada