miércoles, 18 de marzo de 2015

CARMEN ARISTEGUI, GOLPE DESDE EL PODER A LA LIBRE EXPRESIÓN


El reciente despido de la prestigiada periodista mexicana Carmen Aristegui de la cadena televisiva en donde laboraba, ha despertado la solidaridad nacional e internacional de Intelectuales, políticos, periodistas que coinciden o no con su estilo pero sobre todo, de gran parte de la comunidad internacional, cada día más informada y politizada, a la que las redes sociales les sirven de exhibidor informativo del acontecer mundial, en este caso, penosamente, dimos la nota y para no variar, negativa, dejándonos como un sistema político en donde se castiga la verdad y se premia la mentira, la ignominia y la tergiversación de la verdad. Hoy, Carmen Aristegui ocupa ya el lugar que dejo vacante con su desaparición física, don Julio Scherer, sinónimo de periodista integro, veraz y honesto.

La explicación del empresario Joaquín Vargas, dueño de la empresa donde prestaba sus servicios la periodista, fue de lo más ruin toda vez que fue silenciada argumentando una razón de protocolo sin importancia, más se tomó otra estrategia y terminó su relación laboral tras atacarla de manera pública y sin previo aviso, lo que genera la sospecha que fue para silenciarla y de esta forma, beneficiar a todos aquellos cuyos intereses se veían afectados por la labor periodística de Carmen y sus colaboradores.

Desde la cabina y a través de sus micrófonos, nos enteramos de casos como el de los Pederastas en la Iglesia, en donde enfilo las baterías contra el mismo poderosísimo Vaticano, dueño de la franquicia mundial de Jesucristo, similares y conexos; Cuestionó la beatificación de Juan Pablo II y puso el dedo en la llaga del caso Marcial Maciel.

De igual forma, sacó a la luz pública en caso de la red de prostitución del rey de la basura en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutierrez de la Torre, quien sigue tan tranquilo e impune y familiares y amigos han obtenido cargos y candidaturas para las elecciones de este año; No podemos exhibir su permanente exhibición de la corrupción en la política y es memorable la entrevista que le realizará al ex Presidente Miguel de la Madrid, donde el esposo de Paloma, reveló hechos tan contundentes como la relación de políticos con los narcos, la corrupción que imperó en el sexenio posterior al suyo, entre otras cosas.

No podemos olvidar el caso del “ Gober precioso” Mario Marin contra la periodista Lydia Cacho por sus denuncias a las redes de explotación sexual infantil; El supuesto alcoholismo de Felipe Calderon, desató la ira del entonces ocupante de los Pinos pero también se convirtió en bandera de los partidos de oposición, incluido el PRI, acerca de la salud del entonces primer mandatario para conducir los destinos de la nación.

Hoy por hoy, el poder mediático, factico, más poderoso en el redondel nacional de la economía y la política, Televisa, también fue objeto de una larga y permanente historia de golpes y su cuestionamiento fundado y revelador detrás de las regulaciones en materia dee Telecomunicaciones, ha herido susceptibilidades, afectado intereses económicos del grupo Televisa y origino su salida del programa que conducía en W radio. Sin embargo, el puntillazo final provino de su investigación sobre la llamada Casa Blanca de la primera Dama. El caso tuvo y tiene resonancia Mundial y con su despido, se ha vuelto viral y conocido por propios y extraños del acontecer político.

Carmen Aristegui es la periodista más incómoda de la Plutocracia que gobierna y manda en el país: desde la Iglesia, Presidentes, Gobernadores y empresarios no soportan su forma de hacer periodismo de investigación y afecta sus intereses. Lo cierto es que fue el dueño de la televisora de donde fue despedida ilegalmente, Joaquín Vargas, quien cedió a las presiones y protegió sus intereses, corriendo a la comunicadora incomoda. Lo  que ha desatado el descontento de los ciudadanos que están en contra de la censura y, la solidaridad de periodistas e intelectuales de la talla de Denisse Dreeser, Sergio Aguayo, Lorenzo Meyer, Kirén Miret, Enrique Galvan, Mardonio Carballo, mismos que en un acto de solidaridad, terminaron sus relaciones con MVS en protesta por el despido de Carmen Aristegui.

Por último, tal y como lo dijo Víctor Trujillo en su programa “el mañanero”, donde personifica al payaso Brozo: “Si alguien cree haber ganado este tercero, perdió y quien perdió, gano, porque esto apenas está empezando…” La percepción generalizada es que quien fraguo este ataque a la libre expresión es alguien muy poderoso, que está por encima de los poderosos. Hasta ahí la reflexión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada