jueves, 10 de septiembre de 2015

TRIFE, RESOLUTIVO FINAL. ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS, GOBERNADOR CONSTITUCIONAL.


Con la confirmación de validez de las elecciones en el Estado de Campeche,  de parte de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ( TRIFE) y ordenar la expedición de la constancia de mayoría respectiva a favor del entonces Candidato al Gobierno del Estado para el Mandato Constitucional 2015-2021, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, los miembros del máximo organismo, le dieron la razón a la verdad pero sobre todo, a la voluntad de la mayoría de los campechanos, quienes en una elección democrática, dieron una muestra de civilidad, republicana y cumplimos con la obligación de elegir al que consideramos el mejor Hombre para regir los destinos de la Entidad a partir del próximo 15 de Septiembre.

Al resolver el SUP-JDC-1273-2015, en el caso de Campeche, el Pleno estableció que las pruebas presentadas no fueron suficientes para declarar la nulidad de la elección, por las supuestas irregularidades y presunto rebase en el tope de gastos de precampañas y campañas, por lo cual se constituyó la validez del triunfo limpio y contundente de Alejandro Moreno Cárdenas.  CONSUMMATUM EST.

Todo este litigio se pudo haber evitado ya que la diferencia de votos fue abismal al obtener el Candidato de la Coalición PRI-PVEM, 148 659 votos y su más cercano competidor, Jorge Rosiñol Abreu, el “bueno”, 114 457, es decir, 32 202 votos de diferencia. La participación ciudadana, no obstante de haber sido una elección intermedia, fue del 60.7636 por ciento, quienes cumplieron cívicamente emitir su sufragio por quien fue el candidato de su preferencia. En esta ocasión, Campeche dio la nota pero positiva por su participación y por la tranquilidad con la que se vivió la Jornada Electoral.

La ambición desmedida de Jorge Rosiñol Abreu por los bienes materiales, el dinero mal habido o producto de negociaciones en lo obscurito lo llevo a impugnar hasta el máximo cuerpo Colegiado Judicial Electoral lo que la noche del 7 de junio estaba claro para la Ciudadanía de la Entidad, Alejandro moreno Cárdenas ganó contundentemente y el no negocia en lo furtivo y menos con personas sin escrúpulos ni congruencia que lo único que persiguen en la política es el bien personal y no el colectivo. Elementos para sustentar esta aseveración, abundan.

Como se ha señalado reiteradamente Rosiñol Abreu negocio, tranzo o como usted le quiera llamar con Fernando Ortega Bernés para que a cambio de llenarle el camino de piedritas hacia el cuarto piso del poder Ejecutivo Estatal a AMC, le “ vendió” a precios irrisorios hectáreas de terrenos que le pertenecen a todos los Carmelitas, conocidos como “ el restito de las pilas”, además de otras prebendas y canonjías que ya son señaladas por la VOX POPULI, como la instalación de una innecesaria Gasolinera y disminución en el pago del impuesto Predial de las decenas de propiedades de su peculio, familiares, compadres y sirvientes. Todo un vivillo.
Los terrenos del “restito de las pilas” estaban destinadas para la edificación de casas con precios asequibles y para la gente más desprotegida de la Isla, sin embargo, la desenfrenada ambición que le caracteriza y la complicidad de la máxima Autoridad  (in) competente, les ganó la ambición y la traición, respectivamente y hoy, pretende construir lujosas  viviendas, inaccesibles para los necesitados de un techo para que les sirva de edificación de un hogar digno y en buenas condiciones y al que tienen Derecho Constitucionalmente.

Pues el “Bueno” resultó malo, es de los que pecan de lunes a sábado y los domingos compran indulgencias que les sirve de bálsamo en su negra conciencia. Disimulan y se aprovechan de la religión y hasta el ridículo hacen con sus rituales y vestimentas medievales con tal de lograr sus objetivos de riquezas mal tenidas. Los siete Pecados les queda como anillo al dedo, lujuria, pereza, gula, ira, envidia. Avaricia y vanidad.

Por el otro lado, ni amor por Carmen o Campeche, ni la mano en el corazón ni el demagógico discurso, tampoco la mentira (una de tantas) de vivir en la Isla la mitad de la semana durante su mandato, son suficientes para exculpar al Gobernador saliente de su incapacidad, tacharlo de simulador e incapaz y presumir serias irregularidades tipificadas en el Código Penal  como delitos ya sea por omisión o directa participación de él y de su gavilla de colaboradores.

Por último, lo mejor para Campeche está por venir. Sera un Gobierno plural, sin improvisaciones, una conjunción de experiencia y juventud y con pleno conocimiento de conocer el destino a donde se quiere llevar a Campeche. Enhorabuena para todos porque al irle bien al gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, a la Entidad le ira mejor. Ya es tiempo y ya es justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada