martes, 1 de septiembre de 2015

OBRAS PARA SIEMPRE, DOMO DEL MAR.

OBRAS PARA SIEMPRE. DOMO DEL MAR
Desde su construcción, sin necesidad de ser especialista en el tema, se podía conjeturar que no se estaba edificando correctamente y  no previendo alguna catástrofe que pusiera en riesgo la vida de seres humanos, lo que por fortuna, no aconteció. El llamado Domo del Mar, construido en la zona de Playa Norte y que ha servido para Conciertos, Congregaciones, Mítines políticos y toda clase de eventos públicos, lo que se temía, ocurrió: una parte de su estructura colapso hace unos días lo que representa un peligro para la Ciudadanía en el caso que aun reparado, quiera volver a utilizarlo sin que se realice un estudio profesional de sus condiciones y posible operatividad.

Construido con recursos de las migajas que otorga Petróleos Mexicanos (PEMEX) durante la administración municipal de Jorge Rosiñol Abreu, ex candidato derrotado al Gobierno del Estado y, polémico empresario, Multimillonario, en los ámbitos Ganadero, Hotelero, Gasolinera, bienes raíces, petrolero, constructor, Etc. Un ligero norte, nos puso de manifiesto que el  Domo del Mar, no fue una obra para siempre, tal cual las presumía en la propaganda desmedida que se realizó durante los últimos meses de su estancia en la Presidencia Municipal.

Construido en su mayoría con material propicio para la corrosión salina y sin que se le efectuarán los trabajos de protección como el respectivo  samblaje, aunado a que su edificación está en zona de playa, propicia para los daños corrosivos. Por cierto y haciendo un paréntesis, surge la duda: Los terrenos seguirán siendo de la comunidad o ya de algún particular? No resultaría extraño con eso de que casi todos los terrenos ganados al Mar, ya tienen dueño, comodatario o como le quiera usted denominar, pero ya son particulares, tal y como ha venido ocurriendo desde hace décadas. Desde luego, con la complicidad de las Autoridades que hacen su copucho , previa mochada, con empresarios a los que les “ venden” en cantidades irrisorias, zonas que le pertenecen a la comunidad y que deberían de servir para el esparcimiento, infraestructura deportiva o turística, edificación de viviendas a costos populares o algún beneficio para la colectividad. Nada de eso ocurre.

Retornando el tema del derrumbe de una “Obras para siempre”, a escasos meses de concluir su mandato Rosiñol Abreu, propiciado por la mala construcción y los ínfimos materiales, un tramo del malecón de la Caleta, colapsó, generando mayor inversión en su reconstrucción y la respectiva molestia de los Ciudadanos que tenían que usar esa arteria con algún fin. La Divisa en las construcciones gubernamentales, contratistas y autoridades amañadas, pésimas edificaciones y como resultado, burla para el pueblo y mal uso de los recursos públicos.

Se puede argumentar que no recibió el mantenimiento requerido, lo cual es cierto, como real también es que su escuálida cimentación se puso de manifiesto antes del tiempo esperado. Imagina usted, al no existir recursos económicos en las arcas municipales ni empresarios altruistas que aporten recursos para reparación, lo cual nos lleva a la conclusión que será muy difícil que se reconstruya, y, al avecinarse la temporada de Huracanes, el incómodo y sin acústica para espectáculos musicales, se siga deteriorando hasta convertirse en chatarra, misma que podría servirle a algún vivillo de la ubre presupuestal, para realizar algún chanchullo y vender sus desechos en cualquier deshuesadora. O en caso contrario, seguirá sirviendo como furtivo lugar para los y las adoradores del Dios mitológico Priapo.

 “Obras para siempre” las de los faraones, las de las civilizaciones antiguas como los Mayas, las Parisinas con su emblemática torre, vaya, hasta la caricatura de la estatua de la Libertad, construida en el hermano Municipio de Palizada o el Monumento a la Bandera, mismo cuya construcción fue dirigida por un maestro albañil cuyo nombre escapa a mi desmañanada memoria, tienen mejor elaboración y, las primeras, han permanecido por siglos, las segundas, por décadas. Es lo malo de la silla del último piso del edificio Escárcega, los mortales que se sientan en ella, se convierten automáticamente en deidades… o en  Faraones. Hasta la próxima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada