domingo, 6 de mayo de 2012

CELIBATO RELIGIOSO¿ SIGLO 21 O ÉPOCA GÓTICA?


Dentro de la jerarquía de la iglesia católica existen temas tabús,  a veces recurren a la dogma para justificarlo, en otras a la “divinidad” o al “mandato del señor”, pero en realidad no tiene sustento bíblico y por ser el celibato un asunto que tanto daño, aberración, desprestigio y vergüenza ha dado a esta religión, creo prudente comentar con usted amable lector, algunos datos que le podrán servir para tener otro punto de vista y ahí, fortalecer su criterio. Cabe señalar que esta lectura no es apta para fanáticos religiosos ni para personas que aun creen en la inmortalidad del cangrejo o en tener la fórmula del agua tibia, así es que si se aventura a continuar leyendo estas blasfemias líneas, aténganse a las consecuencias y es bajo su total responsabilidad.

Confieso que soy católico social únicamente, mas nunca me preguntaron si aceptaba esa religión, cuyos valores comparto, al igual que el de la mayoría de las religiones,  mas no el comportamiento de los jerarcas del vaticano  que la controlan; asisto a bodas, bautizos, confirmaciones, etc. Pero  a las iglesias muy poco y eso de confesar mis pecados a un sacerdote, solamente en una ocasión lo hice y fue por la obligatoriedad que conlleva el proceso de la primera comunión; estudie mi instrucción primaria en una escuela católica pero parte de mi enseñanza media superior la adquirí en una  protestante lo que me genero dudas que sirvieron para hacer nacer mi curiosidad en el tema, estudiarlo un poco pero lo necesario y así poder distinguir dos verdades o creencias desde distintas ópticas y, aunado a ello, el concepto del compadrazgo o padrinazgo  me ha dado más desilusiones que han generado mi creencia de que es algo meramente social y pocas veces se apega a lo establecido, como varios de los llamados sacramentos.

Según wikipedia, “celibato significa los que no se casan o que no tienen una pareja sexual y en el mundo occidental se asocia con la iglesia católica aunque  también en el hemisferio oriental lo practican las iglesias ortodoxas, budistas  y el hinduismo”, Pero quien más a sido señalado por las desviaciones sexuales de sus clérigos es la iglesia católica sin que exista por el momento la mínima intención de cambiar la norma y permitirá a los curas llevar una vida que no sea antinatural o de doble moral.

Psicológicamente está comprobado que no es normal renunciar al sexo ni siquiera siendo homosexual y es conocido desde siempre que los sacerdotes han vivido practicando el sexo a escondidas. El voto de castidad no les importa y los heterosexuales las presentan como sus “sobrinas” o inventan algún parentesco para darle rienda suelta a sus pasiones carnales; en cuanto a los curas homosexuales, pues tienen el mercado cautivo de los monaguillos, alumnos de escuelas de su orden religiosa o futuros sacerdotes en los seminarios.
Cabe insistir que en los evangelios del nuevo testamento bíblico( los cuales por cierto, no fueron escritos por los apóstoles  de Jesús como la mayoría cree sino muchos años después por seres humanos, homónimos de los que acompañaron a Cristo en su apostolado), en ningún lado se menciona al celibato y a su consecuencia sacerdotal, es hasta el concilio de Trento, en el siglo XVI cuando se exigió y se impuso, siendo papa pablo III  y la conclave tuvo una duración de ocho años concluyendo en  1563 y ya habiendo otro dignatario católico: pio IV, quien decreta el celibato tal y como prevalece hasta la actualidad. Estamos  situándonos en la época medieval.

En particular y hereje opinión, al borde de la excomunión, es que no se permite que los curas se casen por una cuestión político-económica. El celibato es voluntad de la iglesia y sus ricos prelados quienes de esta forma defienden sus finanzas e impiden la participación laica; las opiniones sobre el tema están fragmentadas según el bando de donde provengan. Para unos, la soltería provoca la psicosis de los “ministros de dios”; para otros, el celibato solamente lo entiende quien vive en ese “estado de espiritualidad”, ya que es un don divino, ¿Qué les parece?

Lo que es una realidad es que el celibato ha generado una descomunal cantidad de aberraciones sexuales en contra de indefensos seres humanos, sean estos menores de edad o mujeres con crisis emocionales, y la iglesia continua con su doble moral ya que como señala el escritor Eduardo del rio García,” predican la pobreza pero viven en la opulencia; dicen defender la democracia pero su iglesia es una monarquía autoritaria; hablan de proteger la vida y no les importa que miles estén muriendo de sida a diario; adoran a María y no permiten el sacerdocio de las mujeres; atacan la homosexualidad y la mitad de ellos son homosexuales; hablan de libertad de expresión pero condenan a los teólogos disidentes; están contra el aborto, pero obligan a las monjas que han sido violadas por curas a abortar; predican el matrimonio, pero practican el concubinato; predican el celibato pero practican el sexo con quien se deja….”

Para finalizar, creo que sería más sano, tanto física como mentalmente, permitir que los sacerdotes puedan casarse, llevar una vida matrimonial tal y como lo practican muchos de los seguidores de las ramificaciones luteranas y de esta forma, acabar con la simulación, con las tergiversaciones sexuales, con la doble moral y de esta manera, vivir apagados a la realidad actual y no a la época gótica que tanto daño ha causado a particulares y a la misma iglesia católica apostólica y romana.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada