miércoles, 13 de enero de 2016

CARTA A MI HERMANA LOURDES A. SOLIS SIERRA

A LA FAMILIA ZAVALA SOLIS CON MI AFECTO.
El martes pasado que recibiste un reconocimiento el mérito Empresarial 2015, que te otorgó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y que de manos del Gobernador Constitucional del Estado, Alejandro Moreno Cárdenas, recibiste por tus 35 años de trayectoria como una triunfante en el ramo empresarial, siempre generando empleos y realizando una honesta y productiva labor para tu comunidad, al momento de pronunciar tu preciso y conciso discurso, se agolparon a mi mente de forma vertiginosa recuerdos de mi infancia y tu figura resalta siempre de forma positiva.

Aún conservo en mi memoria cuando el amor de tu vida,  compañero, amigo y esposo, José Antonio Zavala De la Cruz, llegaba a la casa familiar como tu prometido, en ocasiones me llevaba la bolsa de mandarinas para que omitiera el papel de chaperón o más bien de, como le decimos los Carmelitas, “chinga quedito” y me sacaban a dar la vuelta por el Parque Zaragoza. También recuerdo el día en que cumpliendo el sacramento religioso del Matrimonio , en la Parroquia del Carmen, se unieron en matrimonio Pepe y tú, fungiendo como sus pajes mi amigo por siempre, José del Rio González y yo y luego la Boda por lo Civil , fue en la casa de tu suegro, Don José Luis Zavala Navarrete, hombre ejemplar, de responsabilidad y que les dejo un legado inigualable a todos sus hijos y nietos: el que uno puede salir adelante en el ámbito Empresarial de forma honrada , con el trabajo arduo y diáfano, sin necesidad de subterfugios , tráfico de influencias u otra acción que viola la ética y la moral, algo tan escaso en nuestros días.

Como todo matrimonio joven, cargados de ilusiones y ambos con la noble profesión de Maestros, rentaron una modestisima casa en la calle 35 y cada quien por su lado, se incorporaron a la planta laboral, tú al Instituto Mexicano del Seguro Social y Pepe a impartir clases en el Instituto del Carmen. Fue una época difícil que el amor de ambos fortaleció y la llegada del primero de tres rosales que en tu vientre florecieron, sirvió para que, no obstante su juventud, la madurez llegará más rápido y buscaran otros horizontes más productivos pero a la vez, de mayor responsabilidad y esfuerzo.

Ejerciste tu profesión  instruyendo a más de diez generaciones en la Escuela primaria María Pacheco Blanco y de allí, incursionaste en el ámbito Empresarial formando una Boutique de ropa, perfumería y accesorios para Damas a la que le pusiste de nombre el alias cariñoso que desde que eras una niña, tu familia y amigos te conocen de forma amorosa, Madame  y esto, porque nuestra Madre, Josefa Sierra Damián, como su consentida e hija única, siempre procuró vestirte como a una muñequita, pulcra y elegante, virtud que hasta la fecha te distingue.
Al concluir esa etapa, visionariamente incursionaste en un ámbito que acaparaban casi en su totalidad el género masculino y fundaste Materiales LASS, empresa dedicada a la venta de aceros, diversificando tu actividad como proveedora del ramo petrolero y con responsabilidad consolidaste una fuente generadora de empleos que con los años y al ceder la estafeta a tus hijos, se ha multiplicado.

Hermana, admiro que nunca la adversidad te ha derrotado, que no obstante las pruebas que Dios les ha puesto a tu familia, está se ha solidificado y   no obstante el arduo trabajo que tu esposo y tú, le han dedicado a su labor empresarial, nunca descuidaron la educación de sus hijos siendo hoy, hombres de bien, que siguen el ejemplo de ustedes y que lo que tienen, sea poco o mucho, se lo han ganado con mucho esfuerzo y honradamente, quien diga lo contrario miente mezquinamente.

Tu incursión en el largo y sinuoso camino de la Política rupestre que se practica en la provincia, lo hiciste con mucha dignidad , eficientemente y si algo te ha distinguido siempre pero se hizo público en esa etapa, es tu desinteresado apoyo por las personas más desprotegidas, apoyándolas en especie y materialmente y aunque algunos “ vivillos” pretendieron lucrar con tus buenas intenciones, tu gesto ayudó a muchas familias como lo sigues haciendo, ya sin los nebulosos reflectores de la política.
Te agradezco y valoro en toda la extensión de la palabra la permanente atención que tienes con nuestra Madre, de quien eres su orgullo al igual que el mío. Antes, igual al pendiente estuviste de nuestros Abuelos maternos. Créeme que es un verdadero privilegio tener una hermana como tu: Buena hija, abnegada Madre, fiel compañera y esposa, amorosa abuela y solidaria hermana pero lo mejor, sublime ser humano.

Te felicito por un reconocimiento más en tu fructífera vida, seguro estoy que tu ruta seguirá en sentido ascendente. Las palabras del Gobernador del Estado durante su intervención fortalecieron mi orgullo por ti, gente como tú, Alejandro Moreno y tu familia, necesita nuestro Municipio y Estado para lograr hacerlos crecer y que todos tengan mejores y parejas condiciones de vida. Te quiero mucho Lourdes, Madame, hermana y recuerda, nada de lo que tienes o has logrado te lo regalaron,  lo has ganado a pulso, con esfuerzo y dedicación.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada