viernes, 13 de enero de 2012

Siempre triunfante, Chely Escalante.


Desde hace unos días se ha esparcido como pólvora un rumor o ”borregazo”, dicho en el argot de la política, en el sentido que la Presidenta municipal, Aracely Escalante Jasso iba a solicitar licencia con la finalidad de contender en las próximas elecciones por algún cargo de elección popular. La rumorología -tan común en lugares de provincia como el nuestro pero a la vez, tan ociosa e inicua- se desato generando toda clase de especulación que repetirlas en este espacio seria incurrir en lo mismo que se señala y critica. Digo, habiendo tantas situaciones y acontecimientos en los cuales polemizar no le encuentro el objeto de caer en la maledicencia del cuchicheo de cafés y mentideros políticos, propio de mentes obtusas y razonamientos disfuncionales.


La ocasión se presentó en el desayuno que ofrece los primeros días de cada año a los trabajadores de los medios de comunicación y durante su intervención, doña Chely, sacando palabras del corazón y poniendo de manifiesto su sensibilidad humana, marcó paradas, fijo tiempos, aclaró dudas y señaló acontecimientos de su pasado político y, también es imperante señalarlo, lanzó reproches hacia ópticas distorsionadas de grupos políticos adversarios a su propio derrotero.
En un recuento de su trayectoria en el servicio público, que oficialmente inicia en el mes de abril del año de 1992, fecha en la que se incorpora a labores partidistas y que fueron el detonante para lograr ganar cuatro elecciones constitucionales, algo que se dice fácil pero que no tiene comparación en el ámbito local y en el estatal pocos políticos de carrera pueden de presumir de esas divisas.


Compartió parte de sus vivencias en la política, algunas de ellas, no gratas, tal y como aconteció cuando fue nominada para contender por un escaño en el senado de la república y un ex gobernador, de quien no menciono su nombre pero todos lo sabemos, intento persuadirla de una forma soez y miserable, mas su entereza y contando con el apoyo de sus amigos de las ligas “mayores” de la política nacional, logró vencer la adversidad y ocupar dignamente posiciones de primer nivel como la presidencia de la comisión de equidad y genero en el senado, por mencionar alguno.
Sin duda que es comprensible el sentimiento que por momentos embargó el discurso de la señora presidenta: la imposibilidad de querer trascender en la historia de la tierra que la vio nacer porl a vía de obras y servicios que redunden en beneficio de sus conciudadanos y aunque pueda a sonar cual disco rayado, no podemos soslayar dos hechos que le toco vivir a su administración: la enorme deuda heredada de gobiernos panistas y la ausencia casi total de obras de beneficio mutuo por parte de la paraestatal petróleos mexicanos (PEMEX).
Sin embargo, doña Chely anunció que con el apoyo del gobernador del estado, se cerrará el trienio de su administración a tambor batiente y aterrizando proyectos que callarán más de una boca y el juicio de la historia será quien dicte su ultimo veredicto. Aún quedan 8 meses y por voluntad no quedará ni mucho menos, por capacidad de gestión.


Mientras tanto, ya se despejo la incógnita: ni renuncia o pide licencia ni tampoco concluye la
carrera política de Aracely Escalante Jasso. Así es que más de uno se quedará con sus sueños guajiros de experimentos impregnados de colores celestiales. Tampoco el fuego amigo, muchas veces, proveniente de la isla y de la misma capital de estado, harán que desista en su permanencia en el servicio público. Aquí queda, para vergüenza de muchos, el cuento de los cestos llenos de cangrejos.
Por último, pertinente es la aclaración: no mueven a estos dedos mayor afán que el de analizar el hecho en frio, el de no caer en una campaña mediática de desprestigio cuyo origen es de todos conocidos y si acaso, la única filia existente es la de ser coterráneos, de afectos derivados de años atrás y de el de tenerle respeto a una dama que antes que política, administrativa pública, es una mujer y como tal, merece que se le dé el trato que durante toda su vida, bien ganado tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada