sábado, 22 de agosto de 2015

Nuestra Virgen del Carmen, quién nos salvó de los piratas.

“La Virgen que alejó a los piratas y trajo prosperidad a esta ciudad...”.

Hace algunos siglos los marineros se ayudaban de las estrellas para ubicarse en su camino por el océano y consideraban que la mejor estrella para librar las terribles tempestades, los naufragios y la perdición era la Virgen María; hoy ella es guía de una ciudad entera: Ciudad del Carmen, Campeche.

Aparece la Estrella del Mar


A causa de una persecución los Carmelitas (miembros de la Orden del Carmelo) tuvieron que dejar el Monte Carmelo, su lugar de fundación, y entre el desaliento se les apareció la Virgen María, prometiéndoles que iba a ser su Estrella del Mar a donde quiera que ellos fueran y los consoló diciéndoles que no temieran, que en momentos de angustia le pidieran encontrar de nuevo la luz. Y así fue. La Orden del Carmen logró cruzar las aguas turbulentas de la expulsión y florecieron en muchos países de Europa, entre ellos, España.

En otra aparición la Virgen entregó un escapulario a san Simón Stock diciéndole: “Recibe este escapulario, signo de mi confraternidad para ti y todos; quien muriera con él no padecerá el fuego eterno”. En agradecimiento a la Estrella del Mar y para ayudar a las personas que estaban en oscuridad, los Carmelitas propagaron la devoción a la Virgen del Carmen y el uso del escapulario a todos los lugares donde llegaban.

Salen los piratas, llega la Virgen

Después de grandes combates don Alonso Felipe de Andrade logró desterrar a los piratas, que durante más de un siglo estuvieron en la Isla Tris (hoy Ciudad del Carmen), el 16 de julio de 1717. Este día fue memorable para todos los habitantes del sur de México, ya que era el inicio de una nueva etapa sin vividores, bandidos y asesinos.

Como el día que lograron expulsar a los piratas de Campeche era la fiesta de la Virgen del Carmen, adjudicaron a ella este logro y en señal de gratitud los habitantes decidieron rebautizar la Isla Tris con el nombre de Ciudad del Carmen; encargaron una talla de la Virgen a España y comenzaron a principios de 1718 la construcción de una capilla en honor a la Estrella del Mar.

Fiestas Carmelitas

La identificación con esta devoción fue tan aceptada que desde que recibieron la escultura de la Virgen, en 1723, se organizaron varias formas de agradecerle y, con el paso de los años, se fueron consolidando varios eventos, tales como:

En su día: se organizan por barrios o por sectores (carniceros, panaderos, pescadores...) para llevarle mañanitas toda la noche del 15 y abrir el 16 con la eucaristía, eventos artísticos, peregrinaciones y muchas otras muestras de fe.

El Paseo por Mar: se celebra el primer domingo después del día 16, subiendo a la Virgen a un barco para hacer un recorrido con ella por la bahía. En este paseo participan la marina, las autoridades y miles de personas que van acompañando a la Virgen en sus lanchas o caminando desde el malecón.
Paseo por tierra: se organiza el segundo domingo después del 16 de julio y recorre, acompañada de carros alegóricos, las principales calles de la ciudad para bendecir las casas, a su gente y todos sus trabajos.

Sabías que...
• Las Fiestas Carmelitas, como las llaman, no son sólo fiestas religiosas, sino también civiles.
• La Virgen del Carmen es patrona de los marinos y protectora contra desastres naturales.
• La devoción se ha extendido tanto que todo el año, y en especial durante julio, se reciben peregrinaciones de todo el sureste, principalmente de Tabasco, Veracruz, Yucatán y Chiapas.
• Desde su edificación la capilla donde se encuentra la Virgen del Carmen ha sufrido cinco incendios en los que se quemó gran parte del templo, pero en ninguno de ellos la imagen salió dañada.

Hasta la próxima...

Feliz cumpleaños papá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada